viernes, 20 de diciembre de 2013

Vivir

 Hace varios años, mientras caminaba con mi papá por la cuadra catorce de la Arequipa (por donde está el Niza) vi algo que me dejó pensando. Era muy pequeña y aún no sabía muchas cosas, pero más o menos entendía lo que pasaba.

 Habían unos chicos en bicicleta que reían y bromeaban sobre pasar por en medio de la berma central que, en ese momento, estaba siendo regada por esos aparatos automáticos. Yo le dije a mi papá: "Si pasan por ahí se van a mojar" y él sólo me sonrío. Mientras esperábamos un carro, yo seguía mirándolos. Ellos bromeaban y lanzaban "hurras" para el primero que se atreva, pues el agua estaba saliendo bastante fuerte y mojaba todo, hasta la pista. El resto de personas evitaba pasar por ahí y simplemente cruzaban para cualquiera de los lados de la avenida, porque lógicamente se iban a mojar.

 La gente les miraba sorprendidos, y algunos curiosos hasta se quedaron parados a ver quién le iba primero. Al grito de ¡UNO, DOS TRES! se lanzaron los cinco muchachos y, mientras alzaban los brazos, cruzaban en bicicleta por en medio de la regadera. Llegaron a la otra cuadra completamente empapados y matándose de risa.

 Cuando llegué a mi casa, dejé mis cosas y apurada fui a contarle a mi mamá. Ella ni me miró, seguía cocinando y, mientras probaba el aderezo de su arroz con pollo, me dijo: "Eso se llama vivir".

14 comentarios:

  1. Creo que en la vida hay que arriesgarse, pero jugar con tu vida es una cojudez xD hay extremos, y la locura de la estupidez están separados por una fina línea.

    Saludotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hicieron nada malo, sólo pasaron por una regadera jajaja, otra cosa es que se hayan parado a caminar por un puente (que lo he visto) y ESO sí es una cojudez. Lo que cuento acá es algo tan simple y bello como simplemente dejarse llevar y mojarse un poco con una pinche manguera de la calle :)

      Besos Daria!

      Eliminar
  2. cuando uno es niño o adolescente hace este tipo de "locuras" (entre comillas porque como dices es algo nada espectacular). Pero esas cosas son las que hacen la diferencia. De más joven he hecho muchas osas así incluidas las estúpidas. Ahora soy un monse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja a mí me pareció algo muy bonito lo que hicieron esos chicos :3

      uhm... no seas monse! ja :P

      Eliminar
  3. Que pex Fiorella lo que te dijo tu mama tiene mas sentido de lo que piensas, no se trata nada mas una pinche manguera, creeme en ese proceso de vida pase por una vereda sabiendo las consecuencias, si, me hice mucho dano yo solito, no me arrepiento de haber pasado por ese camino, no tenia otro, todavia quedan secuelas. Como dijo tu mama, "eso se llama vivir"
    Saludos nina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sé lo que dijo mi mami y sé cómo interpretarlo. No es que haya sido solo una pinche manguera en el sentido de que no tenía nada de especial, pues para mí lo fue.

      Disculpa pero no entendí... ¿pasaste por una vereda? :S oye por cierto nadie se hizo daño pasando por la regadera, sólo se mojaron, tampoco fue algo extremo.

      saludos,

      Eliminar
    2. Asi es Fiore, ni hagas caso ese dia estaba demasiado dramatico, como telenovela mexicana.
      Be happy girl!!

      Eliminar
  4. Me gusto, justo cuando leía estaba escuchado Black Rain de Keane!
    Has escuchado el Quinto teletubbie de Chabelos... hay también nos enseña a VIVIR! #okno no me hagas caso jajaja
    Saludos! :D

    ResponderEliminar
  5. me encanta que los niños se divierten, y esto me recuerda mi niñez y mis nulas ganas de salir a jugar a la calle =(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :O eran más grandes que yo, tendrían sus 25 jajajaj ahora deben ser de la edad de Eduardo y deben ser unos monses :D

      Eliminar
  6. La sociedad y el qué dirán han hecho que muchos terminemos limitados, absteniéndonos de hacer cosas que nos nacen y ni siquiera son malas, sino simplemente "extrañas" para la mayoría, pero siempre hay quien nos recuerda que mientras dejemos salir, al menos de vez en cuando, a nuestro niño interior, podremos seguir viviendo con un mínimo de alegría y sin caer en la apatía. Llama la atención que la gente se sorprenda por algo tan simple e inofensivo como pasar por un chorro de agua y les parezca completamente normal que alguien robe o agreda. Han olvidado que el secreto de la felicidad está en volver a las cosas simples de la vida :)

    Saludos anconeros ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es mi querido Tolerancio! La sociedad desaprueba esos pequeños actos de locura o alegría, pero les parece normal que atropellen gente o que los policías sean corruptos (dos ejemplos en un millón), pero es su problema. Yo todavía quiero arreglar mi bici e ir a esa parte de la avenida a ver si tengo suerte y me chorrean un poco de agua jajajaja

      abrazos amigo!

      Eliminar
    2. Otro abrazo para tí y cuando volvamos por la playa no te olvides de llevar tus instrumentos de construcción xD Hay que ser niños, recuerda xD

      Eliminar