sábado, 14 de enero de 2012

Mis SuperZapatillas

 Me gustan mis zapatillas de Superman, me las compré en Agosto del 2011 en el Saga de Jirón. Recuerdo que fui toda faite donde el chico de la sección converse y le dije: "quiero estas en 38". Él me lanzó la "mirada de desprecio Saga 2011" y me dijo: "pero estas son de hombre" -Fuera mierda- las quería igual.

 Dispuesta a llevármelas de cualquier forma, me fui a sección "Junior" y vi que un púber que me doblaba el tamaño - yo soy chatita - le decía a su viejo "mira papi, estas son bravazas". Inmediatamente, presa del pánico y del temor a que ese estúpido wachiturro me gane y se las lleve, me acerqué y le dije "préstamelas". Me saqué la taba cochina (otra converse) y me  probé la masculina zapatilla de Superman. ¡No! me quedan a las justas... qué importa, otra vez donde el brother "¿tienes en una tallita más?" otra vez la mirada de desprecio: "¿son para ti?" qué te importa, maldito, dame una talla más. "no tengo, son las únicas" - ¿Qué hago? me ajusto nomás, me pongo medias delgadas, o no me pongo medias, me corto un pedazo de dedo, guardo las garras, ya que chú - Mi cara de felicidad era única cuando el brother este me entregó la cajita, esa bendita cajita que me costó luego de varios meses un asunto judicial con el Banco Falabella, por no poder pagar ya que justo para Agosto me metí a estudiar - Esa es otra historia - Así que me las llevé en el Metropolitano, y aunque estaba apretado a más no poder, era la persona más feliz, y mi estúpida cara de felicidad me duró aproximadamente un mes y medio. 

Ahora, varios meses después, están hechas una cagada las pobres, no las lavé jamás, porque claro, Superman es así, guerrerazo! él no necesita bañarse (vuelve la cara de imbécil) Aquí dejo una foto de  ellas... Y si se preguntan si estoy con medias, la respuesta es ¡NO! si no, no me quedarían. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario