lunes, 16 de febrero de 2015

Vaivén

 Hace unos días estuve en un parque muy lindo, el Reducto n°2. Tendí un trapo (nada hipster) y me puse a leer y meditar un poco. En ese pequeño momento de soledad, entendí millones de pequeñas cosas que rondaron mi cabeza durante las últimas semanas, durante estos meses. Me pregunté si había valido la pena crear un blog "anónimo" y tenerlo ahí por meses y decidí, tras muchas vueltas y haber eliminado uno que otro post que ya no valía la pena, revivirlo a modo de 'colectivo'. Espero les guste, somos aprox. unas 13 personas (no todas son 100% activas) pero, cuando se puede, le metemos punche a este espacio que, estoy segura, nos ayuda a liberarnos de nuestros demonios de vez en cuando.


Con ustedes: Vaivén